La electricidad para los electricistas

Ahora les diré porque debemos dejar la electricidad a los electricistas.

La razón es muy simple. A menos que hayamos tenido suficiente instrucción y adiestramiento, no sabemos lo suficiente de electricidad, apenas si somos aptos para cometer las equivocaciones que producen incendios, electrocuciones o ambas. Y aprender como manejar la electricidad no es fácil. Se necesita tiempo y mucha escuela.

Video recomendado: Video sobre Seguridad Eléctrica: riesgos eléctricos presentes en baja tensión

La electricidad se conoce hace más de dos siglos. Hace mucho tiempo que Benjamín Franklin voló una cometa en plena tormenta y probó que el rayo es causado por la electricidad que brinca de una nube a la otra o de una nube a la tierra. Franklin sufrió un choque eléctrico no lo suficientemente fuerte para quemarlo o golpearlo, tuvo suerte. Fácilmente pudo haber muerto. Volar una cometa lo bastante alto, con una cuerda que conduzca la electricidad es una manera muy extraña de llegar a viejos. Franklin aprendió lo suficiente para no repetir el experimento.

Los descubrimientos que han hecho posible la utilización amplia de la electricidad han ocurrido desde hace unos 50 años atrás. Desde entonces se ha aprendido como usar con seguridad la electricidad. Ha habida necesidad de una terrible cantidad de trabajo cerebral y experimentación de muchos de miles de científicos e ingenieros. Y colocado sobre todo esto están los cincuenta años de experiencia en cientos de miles de plantas y millones de hogares en el mundo.

Preguntarán ustedes, por que les digo todo esto? Solo estoy tratando de recoger la evidencia para demostrarles que trabajar con electricidad no es oficio para gentes que no tengan un adiestramiento especial.

Lo que se sabe de la electricidad llenaría una gran librería. Todos los días se aprende más. Ningún cerebro humano sería capaz de abarcar todo lo que hay. No existe nadie capaz de saber ni siquiera la parte que corresponde con el uso de la electricidad en nuestros hogares y empresas. Aún en el aspecto de seguridad llenaría un libro enorme.

Por eso para aquellos que colocan circuitos eléctricos y hacen instalaciones en nuestras casas y empresas, se han desarrollado ciertos principios, ciertas reglas, ciertas normas, algunas de las cuales tienen que ver con la prevención contra incendios y otras contra la prevención de accidentes.

Estas reglas, normas, son utilizada actualmente por los hombres más idóneos del mundo en cuestiones de electricidad. Por eso cuando una persona ignora las exigencia de estas normas se trata de colocar por encima del conocimiento de aquellas personas que han dedicado su vida a esos estudios. Esto no podemos llamarlo confianza en sí mismo, si no más bien una enorme ignorancia.

La corriente que pasa a través de un conductor (cable por ejemplo), siempre trata de escaparse hacia tierra o hacia otra línea. En caso de entrar en contacto con ésta línea, la electricidad pasará a través nuestro provocándonos desde una quemadura hasta la muerte, todo dependerá de que corriente sea y que recorrido haga por nuestro organismo.

Los efectos de la electricidad en el hombre son variados, paro respiratorio, paro cardíaco, quemaduras, fibrilación ventricular y muerte. En toda instalación eléctrica se debe contar con térmicas, disyuntor diferencial y puesta a tierra. Las térmicas son las que detectan un cortocircuito y se accionan cortando el circuito eléctrico por calentamiento de los cables eléctricos, pero estas no protegen nuestras vidas. Si lo hacen los disyuntores, los cuales detectan una fuga a tierra y esta la envían a la jabalina o puesta a tierra. Este dispositivo sí salva nuestras vidas, siempre y cuando la puesta a tierra sea media anualmente.

En cualquier momento ustedes pueden llegar a tener las manos mojadas o húmedas, lo mismo que sus medias, zapatos, etc. La humedad permitirá que pase mayor fluido a través de su cuerpo, siendo suficiente para pasar a mejor vida.

No hay manera de decir por anticipado si las condiciones de su cuerpo son correctas para el paso necesario de la cantidad de corriente eléctrica que pueda matarle. Todo lo que se puede hacer es evitar las condiciones que hacen posible el choque eléctrico.

Recuerde esta regla: no aborden ningún trabajo eléctrico que no se les haya asignado y no ejecuten ningún trabajo ningún trabajo eléctrico que se les haya asignado de ninguna manera distinta a como se les haya enseñado.

No trate de arreglar ninguna máquina o circuito eléctrico si no es su tarea, avise en caso de ver algo defectuoso, y recuerde que ningún equipo está hecho a prueba de tontos, y si tratamos de actuar como tontos, podemos lesionarnos.

Consultas:
charlasdeseguridad@live.com.ar 
@charlasdeseguri

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *