Exposición a humos, gases y polvos dañan la salud en el trabajo

Estas sustancias se convierten en factores de riesgo para los empleados si no se toman las medidas de prevención adecuadas y un equipo de protección.

Estar en contacto con sustancias peligrosas de manera frecuente constituye en un riesgo para la salud, sobre todo para los pulmones y el sistema respiratorio.

humos-gases-polvos

Máscaras, cascos, overoles, barbijos y hasta guantes pueden evitar este tipo de daños. El ingeniero industrial especialista en salud ocupacional Pavel Sanabria informó que el polvo derivado de madera, carbón, pesticidas, fibra de vidrio, trabajos de construcción y el humo en fábricas que trabajan con materiales orgánicos, gases, vapores son tóxicos para el organismo y por ende traer consecuencias a la salud.

Bronquitis, inflamación de garganta, irritación de los ojos y de las vías respiratorias o la nariz, además de asma y enfermedades de lo pulmones, entre ellos cáncer pueden ser las consecuencias de estar en contacto con estas sustancias.

Manifestó que también puede haber daños en la piel cuando no hay la protección que se requiere.

Continuar leyendo “Exposición a humos, gases y polvos dañan la salud en el trabajo”

Leer más...

Chile: ¿Qué deben hacer los empleadores para prevenir la silicosis?

La tarea de las empresas parte por influenciar la gestión organizacional para ocuparse de las causas de esta enfermedad.

Pese a que en Chile en el último tiempo hemos oído hablar mucho del polvo de sílice y el riesgo que representa para nuestra salud, aún no estamos seguros por dónde empezar con la prevención. Así, avanzar un siguiente paso y actuar es lo más importante para la erradicación de la silicosis en Chile.

prevenir-silicosis

A pesar de haber invertido millones de dólares en equipos de seguridad, las grandes empresas a nivel mundial continúan enfrentándose a lesiones y a la pérdida de vidas humanas. La razón de esto, es que muchas de ellas todavía no se han dado cuenta que la seguridad al interior de la empresa está más relacionada con influenciar la gestión organizacional para ocuparse de las causas en sí y no de los síntomas de la enfermedad. De esta forma, tomar conciencia, educar, monitorear e informar son en realidad los aspectos más fundamentales de la salud y seguridad ocupacional.

Mientras algunos de los empleadores más grandes tal vez ya tengan un programa de prevención establecido, otros empezarán de cero. Pero en ambos casos el principal reto se centrará en cambiar la cultura en el lugar de trabajo para exigir el cumplimiento de los protocolos de la gestión de riesgos.

Es así como el cambio cultural comienza por parte del empleador con el compromiso de prevenir la silicosis en los lugares de trabajo, lo que debe ser visible en todos los niveles de la organización, desde el gerente general hasta el último trabajador.

El proceso se inicia con una adecuada evaluación de los riesgos en el lugar de trabajo y la instalación y mantenimiento de controles adecuados para eliminar o reducir el nivel de sílice en el aire, además de la educación de los trabajadores sobre los riesgos, peligros y controles que se han implementado al interior de la empresa (ventilación, aspiradoras, pulverizadores de agua, perforación húmeda, respiradores de tipo y talla apropiado, etcétera).

También es importante trabajar en la señalización, poniendo letreros de advertencia en zonas de trabajo donde haya presencia de sílice y recordatorios para usar el equipo de protección adecuado. A esto se suma el prohibir comer, beber y fumar en estas zonas, y asegurar que la competencia de los trabajadores se base en sus capacidades para realizar el trabajo de manera segura.

Por otro lado, la salud y seguridad ocupacional deben formar parte de la evaluación de competencias, creando con ello una cultura de conciencia de riesgo que involucre a los trabajadores en el proceso de evaluación de riesgos y el control de cumplimiento de todos los procedimientos de trabajo seguro. El monitoreo debe ser responsabilidad de los líderes de equipo y de los representantes/líderes de salud y seguridad en el lugar de trabajo, por lo cual se deben monitorear periódicamente los niveles de sílice en el lugar de trabajo.

En materia de contenido, es importante desplegar información en lugares visibles y comunes de la empresa acerca de la silicosis, niveles de polvo de sílice y prevención. Es útil que la empresa fije un objetivo para reducir el nivel de sílice y/o para lograr cierto nivel de cumplimiento con los procedimientos de salud y seguridad. Alcanzar el objetivo debe ser festejado, al mismo tiempo que debe ser fijada una nueva meta para seguir avanzando en la materia.

También se debe establecer por escrito un programa de protección respiratoria, proporcionar el equipo de protección adecuado en aquellas zonas de trabajo donde el polvo de sílice cristalina no ha podido ser eliminado completamente y monitorear la salud de los trabajadores con exámenes periódicos para aquellos expuestos a este agente. Por último, cabe recordar la necesidad que estos exámenes sean realizados por especialistas en las enfermedades del polvo, así como también la importancia de desarrollar un plan para reducir la exposición de los trabajadores diagnosticados con silicosis.

Continuar leyendo “Chile: ¿Qué deben hacer los empleadores para prevenir la silicosis?”

Leer más...

Silicosis: enfermedad respiratoria causada por inhalar polvo de sílice

Causas

El sílice es un cristal común que se presenta naturalmente. Se encuentra en la mayoría de los lechos rocosos y forma polvo durante el trabajo con minería, la explotación de canteras, la construcción de túneles y al trabajar con muchos minerales metálicos. El sílice es un componente principal de la arena, por lo que las personas que trabajan con vidrio y chorreado de arena también están expuestas a este elemento.

Se presentan tres tipos de silicosis:

  • Silicosis crónica simple: resulta de la exposición a largo plazo (más de 20 años) a bajas cantidades de polvo de sílice. Este polvo causa inflamación en los pulmones y ganglios linfáticos del tórax. Esta enfermedad puede hacer que las personas tengan dificultad para respirar y es la forma más común de silicosis.

  • Silicosis acelerada: se presenta después de la exposición a cantidades mayores de sílice en un período más corto (5-15 años). La inflamación en los pulmones y los síntomas ocurren más rápidamente que en la silicosis simple.

  • Silicosis aguda: resulta de la exposición a cantidades muy grandes de sílice durante corto tiempo. Los pulmones se inflaman bastante y se pueden llenar de líquido, causando una dificultad respiratoria grave y bajos niveles de oxígeno en la sangre.

Se puede presentar fibrosis masiva y progresiva en la silicosis simple o acelerada, pero es más común en la forma acelerada. Dicha fibrosis masiva y progresiva causa cicatrización grave y destruye estructuras pulmonares normales.

Las personas que se desempeñan en trabajos en donde están expuestos al polvo de sílice están en riesgo. Estos trabajos comprenden:

  • Fabricación de abrasivos

  • Fabricación de vidrio

  • Minería

  • Trabajo en canteras

  • Construcción de carreteras y edificios

  • Chorreado de arena

  • Corte de piedra

mineros

La exposición intensa al sílice puede causar esta enfermedad en un año, pero, por lo general, toma al menos 10 o 15 años de exposición antes de que se presenten los síntomas. La silicosis se ha vuelto menos común desde que la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (Occupational Safety and Health Administration, OSHA) estableció regulaciones que exigen el uso de equipo protector que limita la cantidad de polvo de sílice que los trabajadores inhalan.

Síntomas

  • Tos

  • Dificultad respiratoria

  • Pérdida de peso

Pruebas y exámenes

El médico elaborará la historia clínica que incluye muchas preguntas acerca de los trabajos (pasados y presentes), los pasatiempos y otras actividades que puedan haberlo expuesto al sílice. El médico también hará un examen físico.

Los exámenes para confirmar el diagnóstico y descartar otras enfermedades similares abarcan:

  • Radiografías de tórax.

  • Tomografía computarizada del tórax.

  • Pruebas de la función pulmonar.

  • Prueba cutánea con derivado proteico purificado (PPD) (para detectar tuberculosis).

  • Pruebas serológicas para detectar enfermedades del tejido conectivo.

Continuar leyendo “Silicosis: enfermedad respiratoria causada por inhalar polvo de sílice”

Leer más...

Silicosis o Neumoconiosis Ocupacional

La silicosis es una enfermedad pulmonar causada por sobreexposición a la sílice cristalina respirable. Es irreversible y puede causar invalidez física o la muerte.

La sílice es el segundo mineral más abundante en la corteza terrestre y es un componente mayor de arena, piedra, y minerales metalíferos. La sobreexposición al polvo que contiene partículas de sílice cristalina puede causar la formación de tejidos de cicatrización en los pulmones. Eso disminuye la capacidad de los pulmones de extraer oxígeno del aire que respiramos. El divertirse o jugar en una playa de arena no constituye un riesgo de silicosis.

Más de un millón de trabajadores en los EE.UU. han estado expuestos a la sílice cristalina. Cada año, más de 250 trabajadores estadounidenses mueren con silicosis. No existe ninguna cura para esta enfermedad, pero es 100% evitable si los patrones, trabajadores, y profesionales de la salud colaboran para reducir las exposiciones.

Además de silicosis, la inhalación de partículas de sílice cristalina ha sido asociada con otras enfermedades, como bronquitis y tuberculosis. Algunos estudios indican también una asociación con cáncer pulmonar.

¿Quién Corre un Riesgo?

El trabajo en un ambiente polvoriento donde existe la sílice cristalina puede aumentar el riesgo de silicosis. Si varias personas trabajan en un tal lugar y una es diagnosticada con silicosis, las otras deben hacerse un examen para averiguar si ellas también la han contraído.

Los siguientes son ejemplos de industrias y actividades en mayor riesgo de exposición:

  • Construcción (el limpiar con un chorro de arena, el trabajo con un martillo neumático, y la construcción de socavones)

  • La minería (el cortar o taladrar arenisca y granito)

  • El trabajo en una fundición (el moler moldura)

  • La fabricación de vidrio

  • Cerámica y arcilla

  • La agricultura (condiciones polvorientas por el distribuir la tierra, como durante el arar o la cosecha)

  • La fabricación de jabón y detergentes

  • La construcción naval

  • El cortar piedras (el aserrar, limpiar abrasivo con un chorro, astillar, y moler)

  • El ferrocarril (poner las vías)

  • La fabricación y el uso de abrasivos

Más de 100,000 trabajadores están en alto riesgo de exponerse a la sílice por limpiar con un chorro de arena, taladrar piedras, y la minería. Los trabajadores que hacen las siguientes labores también corren el riesgo de sobreexposición a la sílice cristalina: el quitar pintura y óxido de los edificios, puentes, tanques, y otras superficies; el limpiar fundiciones; el trabajo con piedra o arcilla; el grabar vidrio; y la construcción.

¿Cuáles son los Tipos, Síntomas, y Complicaciones de Silicosis?

Hay tres tipos de silicosis. Son clasificados según la concentración en el aire de sílice cristalina a la que un trabajador estuvo expuesto:

  • Silicosis crónica ocurre normalmente después de 10 años o más de sobreexposición.

  • Silicosis acelerada resulta de la exposición a altas concentraciones de sílice cristalino y se desarrolla de5 a10 años después de la exposición inicial.

  • Silicosis aguda ocurre donde las exposiciones son las más altas y puede causar el desarrollo de síntomas entre algunas semanas y 5 años.

Es posible que no se detecte la silicosis crónica (la forma más común de la enfermedad) por varios años durante las fases tempranas. Es posible que una radiografía no indique ninguna anomalía hasta 15–20 años después de la exposición. El polvo de sílice en los pulmones puede dañar la capacidad del cuerpo de evitar infecciones. Con esa condición, los trabajadores son más susceptibles a algunas enfermedades, como tuberculosis.

Continuar leyendo “Silicosis o Neumoconiosis Ocupacional”

Leer más...

La fractura hidráulica expone a los trabajadores a altos niveles de sílice y a otros riesgos para la salud

La carta pone de manifiesto un reciente evaluación, elaborada durante dos años por el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud en el Trabajo (NIOSH).

Los trabajadores en la industria de la fractura hidráulica, conocida como “fracking”, pueden estar expuestos a altos niveles de sílice cristalina, que los pone en riesgo de desarrollar silicosis, cáncer de pulmón y otras enfermedades debilitantes, según una carta enviada hoy por la Federación Estadounidense del Trabajo y el Congreso de Organizaciones Industriales, (AFL-CIO), el sindicato de Trabajadores Mineros (UMWA ) y el sindicato de Trabajadores del Acero ( USW) a las agencias federales de seguridad más importantes.

La carta pone de manifiesto un reciente evaluación, elaborada durante dos años por el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud en el Trabajo (NIOSH), que encontró que, entre los que están expuestos, el 79 por ciento de las muestras de sílice excedía los límites de exposición recomendado por NIOSH.

Continuar leyendo “La fractura hidráulica expone a los trabajadores a altos niveles de sílice y a otros riesgos para la salud”

Leer más...