Procedimiento de entrada para espacios confinados

Pruebas y monitoreo atmosférico:

Antes de que una persona entre al espacio confinado, la atmósfera interna deberá ser analizada, con un instrumento de lectura directa, siguiendo la condición en el orden conocido:

  1. Contenido de oxígeno.

  2. Gases y vapores combustibles.

  3. Potencial tóxico de contaminantes del aire.

No deberá haber atmósfera peligrosa dentro del espacio siempre que una persona ingrese al interior. La atmósfera de un espacio confinado deberá ser analizada usando equipo suficientemente sensitivo y específico para identificar, y evaluar alguna atmósfera riesgosa que pueda existir o surgir, de suerte que permita los procedimientos de entrada apropiada que puedan ser desarrollados y aceptables las condiciones de entrada estipulados para ese espacio.

Sistemas permitidos

Si existe cualquiera de las siguientes condiciones, toda persona que entre a un espacio confinado deberá usar un equipo de respiración autónomo:

— Si las pruebas demuestran la existencia de condiciones peligrosas o deficientes, y una ventilación adicional no puede reducir las concentraciones a niveles no peligrosos;

— Si las pruebas indican un ambiente seguro pero razonadamente se puede esperar que se presenten condiciones peligrosas.

La ventilación continua con aire forzado será usada como sigue:

  1. Ninguna persona podrá entrar al espacio hasta que la ventilación haya eliminado cualquier atmósfera peligrosa

  2. La ventilación de tiro forzado deberá ser dirigida de manera que ventile las áreas inmediatas en las que una persona estará presente dentro del espacio, y deberá continuar hasta que haya abandonado el lugar.

  3. El aire suministrado por la ventilación forzada será desde una fuente de aire limpio y no podrá incrementar el riesgo en el espacio.

Aislamiento del espacio que requiere permiso de entrada:

— El aislamiento se refiere al proceso mediante el cual se saca del servicio a un espacio de permiso obligatorio, y que quede completamente protegido contra la descarga de energía y materiales dentro del espacio, por tales medios de cierre.

— Entrar al interior de grandes drenajes puede requerir el uso de equipo especial. Tal equipo puede incluir artículos como aparatos de monitoreo del aire con alarma audible automática, aparato autocontenido para autoescape (ESCBA), con una duración de diez minutos de suministro de aire ( u otro equipo autorizado ) y lámpara impermeable, y puede también incluir botas, balsas, radios y cuerdas que soporten el esfuerzo y arrastre alrededor y en ángulos.

— Cuando la contaminación peligrosa del aire se pueda imputar a las sustancias inflamables y/o explosivas, se deberán usar los equipos eléctricos y de alumbrado adecuados.

— Cuando se quiten las cubiertas de una entrada, la entrada deberá estar apropiadamente protegida mediante barandal, cubierta u otra barrera provisional que evite una caída accidental a través de la abertura y proteja a cada empleado que esté trabajando en el área.

Atención y supervisión positiva

— Si la ventilación no puede reducir las concentraciones a un nivel seguro, o las condiciones inseguras pueden razonadamente ser esperadas que se desarrolle.

Un aparato de respiración autocontenido será usado por la persona para el ingreso al espacio. Un trabajador mínimo apoyará desde afuera del espacio, preparado para proporcionar asistencia en caso de emergencia.

El trabajador de apoyo tendrá un aparato autocontenido disponible para uso inmediato y mantendrá una comunicación continua entre él y el trabajador dentro del espacio confinado.

Continuar leyendo “Procedimiento de entrada para espacios confinados”

Leer más...

Introducción al trabajo en espacios confinados

¿Qué es un espacio Confinado?

Lugar de dimensiones limitadas y de tal forma, que sólo permite que se pueda acceder a su interior un número limitado de personas para realizar un trabajo, este lugar no puede estar ocupado de manera continua y puede presentar un riesgo de ambiente peligroso.

  1. Es lo suficientemente grande y configurado que corporalmente una persona pueda ejecutar un trabajo.

  2. Posee limitaciones o medios limitados para entrar o salir. ej.: tanques, buques, silos, receptáculo de almacenamiento, bóvedas y fosas son espacios que pueden tener medios limitados de entrada.

  3. No están diseñados para la ocupación continua de una persona.

Clases de espacios confinados

En base a la severidad de los riesgos asociados con los espacios confinados la NIOSH los divide de la siguiente manera:

Clase A. La situación que presenta un espacio de esta categoría es inmediatamente peligrosa para la vida o la salud estos incluyen pero no son limitados a la deficiencia de oxígeno, atmósfera combustible o explosiva y/ o concentración de sustancias tóxicas.

Clase B. Potencialidad para ocasionar daño y enfermedades si las medidas preventivas no se llevan a cabo, aunque no es inmediatamente peligroso para la salud y la vida.

Clase C. El peligro potencial no requerirá ninguna modificación especial al procedimiento normal de trabajo. Es importante que todo el personal de rescate que de respuesta a una emergencia reconozca la clasificación de un espacio confinado considerando lo siguiente:

  1. Los espacios confinados siempre deben ser tratados como Clase A, hasta que el reconocimiento con equipo especial determine que es de otra clase.

  2. Determinar qué clase de espacio confinado se tiene, identificando y evaluando los riesgos en cada situación particular.

Categorías de espacios confinados

Aun cuando existen muchos peligros asociados a los espacios confinados, se pueden clasificar en dos categorías:

A. La categoría donde se incluyen combustibles, sustancias tóxicas, irritantes y asfixiantes, que producen atmósferas peligrosas. En todos los casos, es necesario determinar los riesgos utilizando equipo especializado, ya que existen peligros dentro de los espacios confinados que son prácticamente imposibles de detectar con los sentidos; pueden ser incoloros, inodoros e insípidos; líquidos, sólidos y gaseosos.

B. Categoría de los peligros generales de seguridad, que comprenden los daños y fatalidades.

Condiciones atmosféricas riesgosas más comunes

La deficiencia de oxígeno: 19.5 % ó menos. El aire contiene 21 % de oxígeno. Cuando el oxígeno disminuye por debajo del 16% (por volumen) el individuo es capaz de experimentar anoxia. Los síntomas son visión borrosa, confusión mental, y deterioro de la coordinación muscular. Estos síntomas se intensifican cuando el oxígeno contenido es fuertemente reducido, hasta el 11%, resulta en inconsciencia. Exposiciones prolongadas por debajo del 11 % causara la muerte.

  1. Gases y vapores combustibles: Atmósferas explosivas por el enriquecimiento de oxígeno, puede reducir la concentración, esto también puede aumentar el limite superior de combustibilidad de muchas sustancias.

  2. Vapores y gases tóxicos: Atmósferas que contienen aun en concentraciones bajas algunos contaminantes que puedan ocasionar daño a la salud o la muerte. En esta categoría se encuentran contaminantes más difíciles de detectar, ya que para su identificación se requiere de algún instrumento especial.

Permisos para espacios confinados

Debido a los peligros que presenta un espacio confinado, se requiere que se utilice un sistema de permisos antes de entrar; en donde deberá incluir un listado de lo que hay que revisar y apuntar antes de entrar para controlar al personal y los riesgos posibles.

Regulación y contenido de entrada

Considerar lo siguiente:

  1. Contiene o tiene un potencial para contener un riesgo atmosférico.

  2. Contiene un material que tiene un potencial para ser absorbido por quien ingresa.

  3. Tiene una configuración interna tal como un ingreso donde puede ser atrapada o asfixiada por converger al interior por muros o por un piso cuya inclinación descendente y disminución gradual por una pequeña sección cruzada.

  4. Contiene alguna otra gravedad segura reconocida o riesgo a la salud.

Continuar leyendo “Introducción al trabajo en espacios confinados”

Leer más...

Hacer ejercicio ayuda a combatir el estrés laboral

Un estudio demostró que la actividad física puede mitigar los efectos del síndrome de Burnout, que afecta la producción y la estabilidad psicológica de quien lo padece.

Ejercitarse constantemente contrarresta el desgaste ocupacional, también conocido como el síndrome del burnout laboral.

Así lo señala un estudio de la Universidad de Tel Aviv, en Israel, publicado en la revista Journal of Applied Psychology.

El síndrome burnout se debe principalmente a la exposición prolongada a altos niveles de estrés en el trabajo. Quienes lo viven experimentan fatiga física, cognitiva e interpersonal.

Es común oír que estas personas dicen que les duele hasta pensar“, comentó la psicóloga costarricense Ana María Morales.

Según los investigadores, el principal beneficio está en las personas que realizan al menos cuatro horas de actividad física a la semana; sin embargo, quienes realizan dos horas y media pueden ver ya los beneficios.

“Si no puede hacer nada para que su ritmo de trabajo sea menos estresante, las actividades físicas durante su tiempo libre pueden ser una herramienta certera de manejo del estrés”, dijo en un comunicado de prensa Sharon Toker, una de las investigadoras.

Ejercicio Relajante

Originalmente, el estudio estaba diseñado para medir la relación entre el síndrome burnout y la depresión. Sin embargo, al agregar la variable del ejercicio a la ecuación, los científicos vieron que esto les hacía llegar a una conclusión más importante.

Para ello, se evaluó a mil 632 trabajadores de diferentes campos laborales. A todos ellos se les hizo un examen físico que incluyó muestras de sangre, toma de medidas, un examen físico, una prueba de orina y un electrocardiograma.

Luego se les hizo un cuestionario psicológico para determinar su nivel de estrés laboral y del síndrome burnout y otra prueba para verificar si padecían depresión.

Después se analizó el nivel, frecuencia y tipo de actividad física que realizaban los participantes.

A los participantes se les dividió en cuatro grupos: uno que no realizaba actividades físicas del todo, otro que hacía entre 75 y 150 minutos a la semana, otro entre 150 y 240 minutos por semana y en el cuarto grupo se ubicaban quienes hacían más de 240 minutos de ejercicios a la semana.

En quienes hacían 240 minutos (cuatro horas) de ejercicios a la semana o más el impacto del burnout y la depresión, era casi inexistente; pero incluso 150 minutos (2.5 horas) ayudan a las personas a mejorar su día laboral con mayor eficacia y autoestima”, dijo Toker.

“La actividad física beneficia a todos en una empresa. No solo se trata de combatir la obesidad. También los trabajadores se sentirán mejor, el ausentismo laboral será menor y y la productividad será mayor”, dice el estudio.

Continuar leyendo “Hacer ejercicio ayuda a combatir el estrés laboral”

Leer más...

Accidentes en el trabajo con metales

El trabajo con metales es tal vez uno de los que más accidentes de manos registra.  Las razones son tan simples como las medidas de protección.

trabajo_con_amoladora

Video recomendado: Seguridad en la soldadura

El trabajo con metales involucra con frecuencia altas temperaturas y herramientas de gran poder capaces de cortar, doblar o moldear los metales de distintas maneras.  Por supuesto, la capacidad y fuerza de estas herramientas al actuar sobre nuestro cuerpo pueden ocasionar lesiones enormes y en algunos casos permanentes, como mutilaciones.

Encontrar trabajadores metalmecánicos con este tipo de lesiones desafortunadamente no es algo muy raro. Cada vez que me encuentro con alguno le pregunto sobre el accidente y con mucha frecuencia llego a la conclusión que hubo dos motivos fundamentales:

  • Distracción

  • Exceso de confianza

De hecho, el relato de uno de los trabajadores fue lo que me llevó a escribir esta charla.

Este hombre trabajó en un taller de forja de metales.  Su oficio durante más de diez años fue doblar varillas que tienen 0.5 a 2 pulgadas usando una maquina troqueladora.

Este hombre confiesa que después de muchos años, su habilidad en el manejo de la máquina era bastante superior al de sus compañeros y su rendimiento en el taller era el mayor de todos.  Además, se sentía orgulloso de esto y con frecuencia alegaba poder hacer su trabajo “con los ojos cerrados”.

Un día cualquiera este señor se encontraba realizando un trabajo completamente rutinario cuando unas herramientas que se encontraban inestables sobre la mesa de trabajo se cayeron por el movimiento de la máquina.  Este hombre al sentir la caída -completamente inesperada para él- deslizó su mano dentro de la prensa.

El resultado: perdió tres dedos de su mano derecha.

Continuar leyendo “Accidentes en el trabajo con metales”

Leer más...

Actitud de los trabajadores ante la investigación de accidentes laborales

Es importante, que el trabajador sepa que él debe participar en la labor de prevención de accidentes, ya que de él depende en gran medida en control de los riesgos operacionales.

Todos los materiales o máquinas pueden ser inseguros si la persona que los mueve, no lo hace en la forma correcta, segura, o no sabe como hacerlo.

Si el trabajador, es el que sufre el dolor de la lesión, si es el trabajador el que sufre las consecuencias del accidente, entonces él es quien debe aplicar las normas de seguridad, que le ha instruido su supervisor o el asesor de prevención de riesgos.

Como sabemos que la investigación trata de llegar hasta las causas del accidente para eliminarlas, la única actitud que podemos adoptar es la de colaborar con la investigación, dando el máximo posible de detalles al respecto. Con eso estaremos colaborando efectivamente a la prevención de los accidentes, pues si eliminamos las causas encontradas, podemos evitar la repetición del accidente.

Si un accidente, aunque sea leve se repite, no asegura que el resultado de la repetición sea igual que antes. Lo que antes fue leve, al repetirse puede ser no solo grave, sino que incluso puede llegar a ser fatal. Nadie puede asegurar las consecuencias de un accidente, y lo único que resta es tratar de evitar que se repita. De ahí la importancia de una buena investigación del accidente.

Denuncias de los accidentes

En general los trabajadores no informan o denuncian accidentes, fundamentalmente porque:

  1.  Tienen temor a las medidas disciplinarias

  2. Preocupación sobre el informe

  3. Preocupación sobre su reputación

  4. Temor al tratamiento médico

  5. Antipatía hacia el personal médico

  6. Deseo de evitar la interrupción del trabajo

  7. Deseo de mantener limpia su hoja de vida

  8. Poca comprensión de la importancia de informarlos.

  9. Falta de motivación para involucrarse.

Normalmente en las empresas está establecido por medio del reglamento Interno de Orden, Higiene y Seguridad, la obligatoriedad de informar los accidentes por leves que éstos sean.

Continuar leyendo “Actitud de los trabajadores ante la investigación de accidentes laborales”

Leer más...

¿Cómo actuar ante una emergencia?

 

1. Preocúpate por conocer el plan de emergencia. Conoce las instrucciones de la empresa al respecto.

2. Sigue las instrucciones que se te indiquen, y en particular, de quien tenga la responsabilidad en esos momentos.

3. No corras ni empujes a los demás; si estás en un lugar cerrado busca la salida más cercana sin atropellamientos.

4. Usa las salidas de emergencia, nunca los ascensores o montacargas.

5. Presta atención a la señalización. Te ayudará a localizar las salidas de emergencia.

6. Tu ayuda es inestimable para todos. Colabora.

LA SERENIDAD YCALMA SON IMPRESCINDIBLES EN CASOS DE EMERGENCIA

Continuar leyendo “¿Cómo actuar ante una emergencia?”

Leer más...