10 prácticas para el almacenamiento de productos químicos

El almacenamiento inadecuado de sustancias peligrosas, productos químicos, agresivos y contaminantes, puede conducir a graves repercusiones sobre el medio ambiente y sobre todo a los trabajadores, así como posibles multas para las empresas.

Manual básico para el almacenamiento seguro:

  1. Mantenga sólo lo estrictamente necesario con la cantidad de sustancias peligrosas que utilice. Esto hace que sea más fácil de aislar y reducir los riesgos derivados de la manipulación de sustancias peligrosas y las estructuras locales para proporcionar un equipo de seguridad adecuado.

  2. Almacene sustancias peligrosas por separado y clasificando de acuerdo con el riesgo que generan. ¿Qué riesgos están relacionados con la inflamabilidad, toxicidad o de corrosividad que dichas sustancias pueden ocasionar? Además, siempre hay que tener en cuenta la posible incompatibilidad química de las sustancias que se almacenan juntas.

  3. En cada sitio que almacene ha de dividir en secciones mediante la identificación de cada sustancia y la cantidad almacenada. De esta manera, en el caso de derrames o incendios y una pronta intervención,  que haya un aislamiento sobre la fuente para evitar empeorar los daños posibles.

  4. Elija cuidadosamente el material adecuado para la contención de las sustancias almacenadas. Para un almacenamiento seguro es de vital importancia tener en cuenta el impacto que las sustancias almacenadas pueden tener sobre el material que la contiene.  Las sustancias corrosivas pueden, por ejemplo, causar un deterioro en estructuras de acero, mientras que una temperatura demasiado altas en el entorno de almacenamiento puede provocar daños en el plástico. Y tenga mucho cuidado con las sustancias químicas que almacene con cristal ya que es demasiado frágil para los golpes y caídas.

  5. Nunca deje recipientes abiertos. Los vapores de los productos químicos pueden ser perjudiciales para la salud humana y el medio ambiente y, un golpe accidental, puede producir derrames o roturas. En estos casos tenga siempre contenedores y recipientes con cierres de seguridad.

  6. Proteja el medio ambiente con cubetos de retención. En cualquier operación industrial que esté maneje sustancias químicas y vertidos,  siempre es posible algún derrame accidental o rotura de los recipientes.

  7. Disponga de un sistema de ventilación. Una buena ventilación en los locales donde se almacenen líquidos peligrosos es importante debido a que los vapores emitidos por ellos pueden ser perjudiciales para la salud de los operadores y sobre todo para no generar ATmósferas EXplosivas (Zonas ATEX).

  8. Evite trabajar en las áreas de almacenamiento. Especialmente aquellas actividades que generen calor y las chispas (por ejemplo soldadura) deben ser evitadas, manipulando el material cuidadosamente en salas de almacenamiento con el fin de evitar el riesgo de incendio.

  9. Dótese de protección tecnológica adecuada. Cuando almacene sustancias peligrosas los ambientes e instalaciones de almacenamiento han de estar equipados con protección contra el fuego (REI 120), de componentes con protección contra explosiones (ATEX) y los dispositivos necesarios para un operador de atención primaria en caso de contaminación del cuerpo y los ojos (duchas de emergencia y lavaojos).

  10. Los trabajadores han de estar informados sobre los riesgos derivados del almacenamiento de las sustancias con las que están tratando, el equipo de protección y respuesta de emergencia y sobre todo los métodos y procedimientos de almacenamiento seguro.

Fuente

Consultas:
charlasdeseguridad@live.com.ar
@charlasdeseguri

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *