La excesiva curiosidad

La curiosidad es una característica natural del ser humano, es en la infancia cuando esta característica se manifiesta de forma más acentuada. Todo niño en sus primeros años de vida es excesivamente curioso. Quiere conocer el mundo, dominar su lenguaje y el significado de las cosas. Pregunta, observa y toca todo. Esto representa el desarrollo normal y es fuente de adquisición de conocimiento propio de su proceso de crecimiento. Y en este proceso debe ser bien orientado. La curiosidad continúa en el adulto, forma parte de su búsqueda constante de conocimiento, claro que de forma diferente a la del niño, es también factor de crecimiento y de progreso.cinco-minutos-pepsico-massLa curiosidad del cuestionamiento, en la búsqueda del saber es saludable, sin embargo, la curiosidad que nos lleva a una acción inconsequente e incompetente puede ser un factor potencial de accidentes.

Permanecer en áreas agresivas sin tener que realizar trabajos, operar un equipo sin conocerlo, manipular productos sin conocer sus propiedades químicas y físicas, etc., son ejemplos de curiosidad crítica y que pueden terminar mal.

CONSEJOS IMPORTANTES

En el ambiente Industrial, cada acción desarrollada, debe ser analizada y pensada, el empleado debe tener pleno conocimiento de lo que hace y cómo debe hacerlo.

Fuente:

pepsico-mass

Consultas:
charlasdeseguridad@live.com.ar
@charlasdeseguri

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *