Normas de seguridad en el uso de aparejos (equipos para izar cargas)

Aparejo: Es un sistema de poleas compuesto de dos grupos, uno fijo y otro móvil. Se pone en movimiento por medio de una cuerda o cadena afianzada por uno de sus extremos en la primera polea fija y que corre por las demás, actuando la potencia en su otro extremo libre.

Recomendaciones de seguridad en el uso de aparejos:

  • Las cadenas serán de acero forjado. El factor de seguridad no será inferior a 5 para la carga máxima admisible.

  • Los anillos, ganchos, eslabones o argollas de los extremos serán del mismo material que las cadenas a los que van fijados. Los elementos integrantes de los aparejos para izar, serán revisados diariamente antes de ponerse en servicio.

  • Cuando los eslabones sufran un desgaste de más del 20% o se hayan doblado o agrietado, serán cortados y reemplazados inmediatamente.

  • Se enrollarán únicamente en tambores, ejes o poleas, que estén provistas de ranuras que permitan el enrollado sin torceduras.

  • Todas las cadenas para izar y para eslingas, nuevas o reacondicionadas, serán sometidas a ensayos de tensión, los cuales se realizarán utilizando el doble de la carga nominal, antes de ponerse en servicio.

  • La carga máxima admisible que puedan levantar verticalmente deberá estar indicada.

  • Los cables serán de construcción y tamaño apropiado para las operaciones en las que se los emplearán.

  • El factor de seguridad para los mismos no será inferior a 6.

  • Los ajustes de ojales y los lazos para los anillos, ganchos y argollas, estarán provistas de guardacabos resistentes.

  • Estarán siempre libres de nudos, torceduras permanentes y otros defectos.

  • Se inspeccionará diariamente el número de hilos rotos, desechándose aquellos cables en que lo están en más del 10% de los mismos, contados a lo largo de dos tramos del cableado, separado entre sí por una distancia inferior a ocho veces su diámetro.

  • Las cuerdas para izar o transportar cargas tendrán un factor de seguridad que no será inferior a 10.

  • No se deslizarán sobre superficies ásperas o en contacto con tierra, arena, u otras sustancias abrasivas o sobre ángulos o aristas cortantes, a no ser que vayan protegidas.

  • No se depositarán en locales en donde estén expuestas a contactos con sustancias químicas corrosivas, ni se almacenarán con nudos ni sobre superficies húmedas.

  • La carga máxima admisible deberá estar indicada.

  • Las gargantas de las poleas permitirán el fácil desplazamiento y enrollado de los eslabones de las cadenas.

  • Cuando se utilicen cables o cuerdas las gargantas serán de dimensiones adecuadas para que aquellas puedan desplazarse libremente y su superficie será lisa y con bordes redondeados.

  • Los ganchos serán de acero forjado. Estarán equipados con pestillos u otros dispositivos de seguridad para evitar que las cargas puedan salirse.

  • Las partes que estén en contacto con cadenas, cables o cuerdas serán redondeadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *