Uso del matafuegos

Clasificación de Fuegos:

Video recomendado: Cómo usar extintores con seguridad

CLASE A: Se denomina a aquellos que se producen en materiales sólidos que generalmente contienen carbono en su composición como: papel, viruta, textiles. En estos fuegos es esencial el efecto refrigerante del agua.

CLASE B: Son aquellos que involucran líquidos combustibles e inflamables como: nafta, aceite, petróleo, barnices, pinturas, solventes, etc.

Estos fuegos se dominan por sofocamiento.

CLASE C: Son aquellos que se producen en equipos eléctricos como: motores, interruptores, transformadores y cualquier clase de aparato sometido a tensión eléctrica.

Estos fuegos requieren necesariamente un elemento extintor no conductor de la electricidad.

Tipos de Matafuegos:

Según la sustancia extintora que empleen, los matafuegos se clasifican en:

De Agua: La impulsión se realiza mediante un gas a presión incorporado al cuerpo de la botella o con un botellín auxiliar.

De Polvo: La impulsión del polvo se produce al actuar la presión del gas CO2 o N2 comprimidos. Hay distintos tipos: polvo seco, polvo antibrasas y polvo especial.

De espuma: Pueden ser de espuma química y física.

De CO2: Se llaman también de nieve carbónica; la impulsión se genera por la propia presión del CO2 que contiene la botella.

De halón: La impulsión del halón se realiza normalmente con nitrógeno a presión. Su poder extintor es superior al CO2. Desde el descubrimiento del deterioro de la capa de ozono se han ido adoptando medidas  para restringir su utilización.

Instrucciones de uso:

  • Descuelgue el matafuegos agarrándolo por el asa fija  y déjelo sobre el piso.

  • Saque el pasador de seguridad tirando del anillo.

  • Presione la palanca de la cabeza del matafuegos realizando una pequeña descarga de prueba.

  • Ataque el fuego en dirección del viento.

  • Dirija el chorro a la base de las llamas con movimiento de barrido.

  • En caso de incendio de líquidos, proyecte el agente extintor evitando que la propia presión de impulsión provoque derrame del líquido encendido.

  • Es preferible usar varios extintores al mismo tiempo en vez de emplearlos uno tras otro.

  • Esté atento a una posible reiniciación del fuego. No abandone el lugar hasta que el fuego quede totalmente apagado.

Consultas:
charlasdeseguridad@live.com.ar 
@charlasdeseguri

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *