Quemaduras por electricidad

Las fotos adjuntas (abajo) son el resultado de un accidente que ocurrió cuando un electricista estaba cambiando la reactancia a un artefacto de luz fluorescente sin que el dispositivo haya sido desenergizado y etiquetado. La persona accidentada pertenecía a una empresa contratista que realizaba tareas de reparación de la iluminación de las instalaciones de oficinas.

accidente_arco_electrico

De la investigación del accidente surgieron los siguientes puntos relevantes:

  • No se había realizado una reunión previa a la realización de la tarea para realizar el Análisis de Tarea Segura correspondiente.

  • No se respetó el procedimiento de bloqueo y desenergizado. La reactancia se estaba cambiando con el artefacto eléctrico energizado.

  • El electricista tocó el cable equivocado y recibió un shock grave, por lo que se quemó la mano derecha seriamente.

  • En el momento del accidente tenía en la boca un conector para empalmar cables eléctricos sin soldaduras.

A la persona afectada se lo debió someter a tres cirugías consecutivas:

La primera para que le quiten el conector que se tragó cuando recibió el shock eléctrico. El conector se le había quedado alojado en el fondo del pulmón.

Las otras cirugías incluyeron las amputaciones necesarias para recuperar parte de la utilización de la mano derecha.

Este es un claro ejemplo de la importancia que tiene hacer un análisis de las tareas previo a iniciarlas y las consecuencias que pueden generararse al tomar “atajos” para realizarlas (no cortar el suministro de la energía eléctrica).

Esta acción es válida tanto en el trabajo como en el hogar.

Consultas:
charlasdeseguridad@live.com.ar 
@charlasdeseguri

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *