Conducción segura en el frío

Tanto Fate como el Cesvi brindaron recomendaciones para viajar sin riesgos. Lo que hay que tener en cuenta en climas invernales y consejos para evitar problemas en la ruta.

Fate, la principal productora de neumáticos del país, acerca una serie de recomendaciones sobre el manejo y cuidado del auto antes de emprender un viaje en las vacaciones de invierno. El Ing. Eduardo Allera, gerente de Asistencia Técnica de Fate, responde a tres interrogantes que surgen usualmente.

Antes de empezar el viaje, el especialista recomienda verificar aceite, agua y presión de inflado de los neumáticos, que debe ser la recomendada por el fabricante del vehículo y que es independientes del invierno o verano.

Adicionalmente, la batería en invierno es un punto débil del automóvil ya que si tiene más de dos años puede fallar y jugarnos una mala pasada. Por eso recomendamos que la misma sea revisada antes.

El motor del automóvil debe estar en la temperatura de operación al salir a una ruta. Sólo en esta situación debe calentarse hasta que la aguja de la temperatura de agua se desplace hacia temperaturas más altas, aproximadamente 5 minutos. En caso que el desplazamiento sea de 5 a 10 minutos a bajas velocidades no hace falta un calentamiento previo.

En el parabrisas y la luneta trasera se forma hielo cuando el vehículo estuvo detenido a la intemperie durante la noche.

Para eliminar dicha capa debe usarse agua a temperatura ambiente o apenas tibia. No hay que utilizar agua hirviendo ya que la diferencia de temperaturas podría generar rajaduras en el parabrisas.

En cuanto a las precauciones en caminos de sierras y montañas, las bajas temperaturas generan una fina capa de hielo que se visualiza por una coloración muy oscura del pavimento. Ese hielo puede permanecer casi toda la mañana ya que no le da el sol, por eso debe tenerse mucho cuidado ya que la adherencia del neumático al piso deja de existir como consecuencia de esa capa de hielo.

Si se cree que esta situación perdurará por mucho tiempo, la solución de usar cadenas es la más conveniente ya que ayuda a romper esa película de hielo siempre y cuando se transite a baja velocidad y sin realizar maniobras bruscas con la dirección del vehículo. Por supuesto que si se transita por caminos con nieve en la superficie, las cadenas en las ruedas son sumamente recomendables.

Por su parte, el Cesvi recuerda que antes de viajar hay que controlar que se llevan todos los papeles correspondientes: cédula verde, seguro, VTV y cédula azul (en caso de ser necesario).

Para el viaje es mejor planificar las rutas con anticipación y elegir recorridos seguros desde el punto de vista de la infraestructura vial.

A la hora de cargar el auto hay que evitar bultos en exceso y en el baúl. Los objetos más pesados colocarlos cerca del respaldo del asiento trasero y del piso, para no alterar el centro de gravedad. En lo posible, no llevar equipaje en el techo ni transportar objetos sueltos en el habitáculo.

Durante el viaje circular siempre con cinturón de seguridad y respetar las velocidades establecidas.

Quienes conducen al amanecer o al atardecer tienen que tener en cuenta que pueden ser deslumbrados por el sol.

Hay que conducir como máximo de 8 a 9 horas, incluyendo las paradas que deben ser de al menos 15 minutos, cada 2 horas o 200 km.

El conductor debe utilizar calzado y ropa cómoda, y en caso de transportar niños, llevarles juegos y entretenimiento.

Finalmente, en las paradas se recomienda evitar comidas pesadas porque pueden producir somnolencia; beber agua y refrescos no gasificados, y en el caso de sufrir un inconveniente, parar lejos de la ruta y señalizar con balizas.

Fuente

Consultas:
charlasdeseguridad@live.com.ar 
@charlasdeseguri

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *