El cambio de turno

Dentro de las buenas prácticas de muchas industrias se incluye como parte fundamental el manejo de turnos; la razón de darle alta importancia a este asunto tiene relación con muchos eventos accidentales que pudieron evitarse de haber un procedimiento claro y efectivo para el cambio de turnos.

Iniciemos recordando nuestro procedimiento:

Las mejores prácticas sugieren que cada trabajador saliente entregue su turno al trabajador entrante realizando las siguientes tareas:

  • Inventario de herramientas y equipos

  • Bitácora de mantenimiento

  • Inspección de condiciones seguras en los sitios de trabajo

  • Relación de trabajos en curso

  • Otras novedades

La entrega de cada puesto de trabajo debe realizarse con los riesgos en mente. Esto significa que cualquier cambio en las condiciones de trabajo, modificaciones, reparaciones o mantenimientos realizados durante el turno que se entrega deben ser entregados al turno entrante, tanto de manera verbal como escrita.

Muchos accidentes se pueden evitar si el trabajdor del turno anterior indica de un ruido anormal en el equipo al trabajador del turno siguiente o de alguna modificación que se realizó durante su turno. Por esto es clave la inspección de herramientas y equipos a la hora de entregar y recibir el turno.

En cuanto al sitio de trabajo, éste lo debemos entregar en perfectas condiciones de orden y aseo, y debemos verificar que así sea. Para lograrlo, debemos inspeccionar el sitio que recibimos en conjunto con quien entrega el turno.

De ser necesario, debemos documentar las condiciones anormales que se encuentren. Si durante la inspección se detectan condiciones inseguras, estas deben ser reportadas de inmediato al supervisor, para corregir la situación antes de iniciar el nuevo turno.

Quienes entregan el turno deben proporcionar a quienes lo reciben una relación exacta de los trabajos en curso, así como del avance de ellos. Esta simple labor hará mucho más eficiente el trabajo y nos ahorrará dudas posteriores.

Cualquier novedad que ocurra durante el turno debemos reportarla al siguiente. No como chisme, sino como reporte de incidente. Evitemos comentarios como “Juan cayó al piso cuando cruzaba el corredor” y en su lugar permitamos e invitemos al supervisor de turno que relate el incidente y los hallazgos de éste de manera profesional y constructuva para que aprendamos de ellos.

Hagamos del cambio de turno una actividad ágil, precisa y eficiente!

Consultas:
charlasdeseguridad@live.com.ar 
@charlasdeseguri

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *