Uso del arnés de seguridad

La charla de hoy es específicamente para aquellas personas que no saben volar; por tanto, aquellos que sepan hacerlo, les solicito retirarse de esta charla, pues no aplica para ustedes.

Video recomendado: Elementos Básicos de Protección Contra Caídas (Cap 1)

Dado que ninguno de ustedes sabe volar, continuaremos nuestra charla. El tema de hoy es el arnés y su utilidad al trabajar en alturas.

Recordemos que el trabajo en alturas es aquel que se desarrolla a más de 1.5 metros de altura del piso en un borde abierto.

El hecho de trabajar en estas condiciones involucra riesgos. Particularmente el riesgo de caída y desde esta altura es posible que suframos lesiones.

Para evitar la caída al vacío, en nuestra operación usamos el arnés de seguridad, que además les recuerdo que es obligatorio.

Este es un arnés de seguridad. Su importancia radica en que impide la caída libre hasta el piso, donde podríamos golpearnos y sufrir una lesión.

Vamos a ver el uso correcto del arnés:
Antes de usar el arnés, es necesario verificar que se encuentre en buen estado. Esto es, que se encuentre limpio, que no tenga roturas o desgarramientos y que sus costuras se encuentren en buenas condiciones.

Una vez inspeccionado, procedemos a vestirlo, teniendo en cuenta que debe ajustar bien las piernas y el torso, sin apretar exageradamente ni quedar suelto. Si el arnés aprieta mucho, podremos lesionar nuestra piel o interrumpir nuestra circulación, mientras que si queda suelto puede dejar de cumplir su función al detener la caída.

¿Esto es suficiente?

No. El arnés solo no cumple ninguna función. Es necesario que se enganche a un punto de anclaje o una línea de vida capaz de soportar el peso y la tensión que podrían sufrir en caso de caída de una persona. La cinta de conexión debe también inspeccionarse y verificar su buen estado y capacidad de carga.

Debemos considerar que la combinación “arnés-cinta de conexión-punto de anclaje o línea de vida” es la que permitirá que salgamos ilesos en caso de caída. Esto significa que el más débil de ellos será el que nos salvará o permitirá que suframos un accidente.

Otra consideración importante es que el arnés detiene la caída, pero no evita que resbalemos o tropecemos. Como todo equipo de protección personal, el arnés es la última medida de protección. Por esto, debemos evitar que el arnés entre en acción.

Las buenas prácticas recomiendan:
Mantengamos el sitio de trabajo limpio, las herramientas que no estemos usando deben permanecer en sus cajas y por ninguna razón hagamos bromas o nos distraigamos.

Trabajar en alturas es altamente peligroso y por esa razón debemos ser altamente cuidadosos, tomando las medidas apropiadas, usando el equipo de protección requerido para estas operaciones.

Consultas:
charlasdeseguridad@live.com.ar 
@charlasdeseguri

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *