Puedes subscribirte al Boletín Semanal de Charlas de Seguridad desde aquí.

Prevención de las enfermedades por calor


La mejor manera  de evitar las enfermedades por calor es enfriar el entorno de trabajo.

calor_extremo

Recomendaciones para todos los ambientes de trabajo (interiores y exteriores):

  • Dar capacitación a trabajadores y supervisores sobre los peligros que llevan a enfermedades por calor y las maneras de evitarlas.

  • Capacitar a los trabajadores para que reconozcan los síntomas en ellos mismos y en los demás.

  • Capacitar a los trabajadores y recomendarles que reporten inmediatamente los síntomas de ellos mismos y de los demás.

  • Si tiene a algún trabajador que es nuevo o que ha estado ausente por más de una semana, auméntele la carga de trabajo gradualmente o permítale tomar descansos más frecuentes durante la primera semana.

  • Tenga disponible para los trabajadores suficiente agua fría en lugares estratégicos y visibles cercanos al área de trabajo. El agua debe tener un sabor aceptable (que sea agradable y no tenga olor) y su temperatura debe estar entre 50-60 °F si es posible.

  • Recuérdeles a los trabajadores que deben beber cantidades pequeñas de agua frecuentemente antes de que estén sedientos, para que mantengan una buena hidratación. No es suficiente con decirles que tomen suficientes líquidos. Durante actividades moderadas, en condiciones de calor moderadas, los trabajadores deben beber alrededor de una taza cada 15 a 20 minutos. Indíqueles que la orina debe ser clara o de un color claro.

  • Los trabajadores deben ingerir comidas normales y refrigerios que les suministren suficiente sal y electrolitos para reemplazar los perdidos en el sudor, siempre que consuman suficiente agua. Las bebidas con electrolitos (p. ej., Gatorade®) por lo general no son necesarias.

  • Establezca un sistema de chequeo entre compañeros si es posible; si no, verifique rutinariamente (varias veces en una hora) para asegurarse de que los trabajadores estén tomando agua y aprovechen la sombra y que no estén experimentando síntomas de problemas relacionados con el calor.

  • Advierta a los trabajadores que es peligroso beber demasiadas cantidades de agua. Generalmente no deberían beber más de 12 cuartos (48 tazas) en un periodo de 24 horas. Si necesitan reponer más líquido perdido debido a trabajo prolongado en condiciones de intenso calor, se debe garantizar un programa de prevención de enfermedades por calor más integral.

  • Reduzca las demandas físicas del trabajo. Si no se puede evitar el trabajo pesado, cambie los ciclos de trabajo/descanso para aumentar la cantidad del tiempo de descanso.

  • Fije periodos de descanso frecuentes para tomar agua en áreas de sombra o de recuperación con aire acondicionado. Tenga en cuenta que el aire acondicionado NO generará pérdida de la tolerancia al calor y se recomienda para los descansos.

Recomendaciones para los ambientes de trabajo en  exteriores

  • Haga seguimiento a los informes diarios sobre el tiempo y pase las tareas con alta exposición al calor para los momentos más frescos del día. Esté muy pendiente durante las olas de calor, cuando las temperaturas suban por encima de lo normal. Cuando sea posible, deben programarse los proyectos de mantenimiento rutinario y reparación para las estaciones frías del año.

Recomendaciones adicionales para los ambientes de  trabajo en interiores

  • Los lugares de trabajo interiores deben enfriarse utilizando aire acondicionado o mayor ventilación, si el aire frío puede entrar del exterior.

  • Otros métodos para reducir la temperatura en el interior incluyen escudos reflectivos para redirigir el calor radiado, superficies aislantes del calor y reducir la presión del vapor de agua, p. ej., sellando los escapes de vapor y manteniendo los pisos secos.

  • El uso de ventiladores para aumentar la velocidad con que circula el aire sobre el trabajador mejorará el intercambio de calor entre la superficie de la piel y el aire, a menos que la temperatura del aire sea mayor que la de la piel.

  • La ropa reflectiva, como los chalecos de seguridad, puestos lo más sueltos que sea posible, pueden minimizar las enfermedades por calor. Los trajes enteros de algodón humedecido con agua son una técnica de enfriamiento personal económica y eficaz. Los chalecos de enfriamiento con bolsillos para meter bolsas frías son cómodos y eficaces.

  • También existen otros trajes de enfriamiento con agua más complejos y costosos; sin embargo, puede que requieran una bomba de circulación operada con baterías y refrigerante líquido.

  • En lugares de trabajo donde normalmente hay ambientes de altas temperaturas (p. ej., fundiciones, fábricas de acero), se debe buscar asesoría profesional para evaluar la magnitud de la exposición al calor y para que se hagan recomendaciones sobre la manera de prevenir las enfermedades por calor.

Fuente

Consultas:
charlasdeseguridad@live.com.ar
@charlasdeseguri

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Designed by: Premium WordPress Themes. | Find the best Premium WordPress Themes, Checking and Free WordPress 4 Themes
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: