Puedes subscribirte al Boletín Semanal de Charlas de Seguridad desde aquí.

El copiloto de Germanwings padecía Síndrome de Burnout por estrés laboral


El copiloto que estrelló de forma deliberada un avión de pasajeros en los Alpes franceses dijo en 2014 a su novia que estaba bajo tratamiento psiquiátrico y que planeaba un “gesto espectacular” para que todo el mundo conociera su nombre y lo recordara.

Andreas-Lubitz

La mujer confirmó al diario alemán Bild que el copiloto, Andreas Lubitz, tuvo una interrupción prolongada en 2009 durante su formación de copiloto debido a que había sufrido el síndrome de “burnout” o “quemado” por estrés laboral.

El periódico publicó una entrevista con una mujer que dijo que había mantenido una relación el año pasado con Andreas Lubitz, un alemán de 28 años que según la Fiscalía francesa se encerró en la cabina del Airbus de Germanwings el martes y lo estrelló contra una montaña, provocando la muerte de las 150 personas que viajaban a bordo.

“Cuando me enteré del accidente, recordé una y otra vez una frase que él decía”, dijo al Bild la mujer, una azafata de vuelo de 26 años identificada sólo como Maria W para proteger su identidad. “Un día haré algo que cambiará el sistema, y entonces todo el mundo conocerá mi nombre y lo recordará”.

“No sabía qué quería decir en ese momento, pero ahora es obvio”, dijo.

“Lo hizo porque se dio cuenta de que, debido a sus problemas de salud, su gran sueño de trabajar en Lufthansa, de tener un trabajo de piloto, y de piloto de vuelos de larga distancia, era casi imposible. Nunca hablaba mucho sobre su enfermedad, sólo que estaba en tratamiento psiquiátrico”, agregó.

Las autoridades alemanas dijeron el viernes que habían encontrado partes de baja médica rotos que indicaban que el piloto sufría una enfermedad que le debería haber dejado en tierra el día de la tragedia. Germanwings, la aerolínea de bajo costo de Lufthansa, ha dicho que el piloto no envió ningún parte de baja médica en ese momento.

“Solía alterarse en las conversaciones y gritarme (…) Por la noche se despertaba gritando ’nos estamos estrellando’, porque tenía pesadillas”, relató Maria W.

Y agregó al diario: “Siempre hablábamos mucho de trabajo y luego se convirtió en una persona diferente. Le disgustaban las condiciones bajo las que trabajaba: poco dinero, temor de perder el contrato, demasiada presión”.

La fiscalía de Düsseldorf (Oeste de Alemania) informó ayer que el copiloto tenía un certificado médico de baja por enfermedad psiquiátrica que había roto y ocultado a la empresa, vigente para el día del siniestro. Añadieron que los certificados demuestran que el copiloto “ocultó a su empleador y a su entorno profesional” su enfermedad.

Los medios alemanes profundizaron hoy la información y el diario Die Welt indicó que los investigadores que llevaron a cabo el allanamiento en la casa de Lubitz encontraron evidencias que había sido “tratado por varios neurólogos y psiquiatras”.

La publicación precisó que se halló gran cantidad de medicinas utilizadas para enfrentar enfermedades mentales, pero que no hay signos de alguna adicción a drogas o alcohol.

Andreas Lubitz, sufría un “síndrome subjetivo de sobrecarga” (lo que se conoce como “burnout” o estar “quemado” por estrés laboral) y tenía una fuerte depresión, señala, y agrega que “esto se desprende de notas personales del piloto, que guardó y archivo”.

La Policía también descubrió notas que mostraban que Lubitz padecía de “síntomas severos de estrés subjetivo”, agregó.

Otro piloto de Germanwings narró al diario Bild que compartió vuelo con Lubitz, al que también dejó solo en la cabina, aunque no recordó que haya tenido una actitud que llame la atención.

Fuente

Consultas:
charlasdeseguridad@live.com.ar
@charlasdeseguri

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Designed by: Premium WordPress Themes. | Find the best Premium WordPress Themes, Checking and Free WordPress 4 Themes
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: