Puedes subscribirte al Boletín Semanal de Charlas de Seguridad desde aquí.

El joven al que le extrajeron un clavo del corazón fue dado de alta


Jonathan Rodríguez aseguró que le dieron “una nueva vida” en el hospital El Cruce-Néstor Kirchner, de la localidad bonaerense de Florencio Varela, al recibir esta mañana el alta.

“Me siento muy afortunado de estar vivo y agradezco al hospital, porque la verdad que es un lujo y me siento de diez. Un clavo casi me cuesta la vida, pero gracias a los doctores, gracias a este lugar, volví a nacer”, dijo a la prensa que lo aguardaba en el hall del centro de salud.

El-herido-fue-dado-de-alta

El joven fue intervenido de urgencia luego de que un clavo de ocho centímetros de largo le atravesara el pecho y penetrara cinco centímetros adentro del corazón, como consecuencia de un accidente de trabajo ocurrido en la fábrica de pallets donde trabaja, en la localidad de Cañuelas.

“Son casos extremadamente raros: es el primer caso en Argentina  y el cuarto con sobrevida en el mundo”, explicó el cirujano cardiovascular Marcelo Nahin, el jefe del equipo que lo operó.

El médico contó que su corazón latió durante 9 horas con ese clavo adentro. “Si tenemos en cuenta que el corazón late 80 veces por minuto, latió 40 mil veces con el clavo y podría haber sucedido que tuviera una lesión valvular”, algo que finalmente se comprobó que no existía porque el órgano, una vez suturado, reveló estar “estructuralmente intacto”.

“La evolución de Jonathan ha sido muy buena; si fuera por mí lo habría dado de alta el viernes, pero hoy recién se cumplen seis días del postoperatorio. Sin dudas ha colaborado mucho la edad en su recuperación”, agregó Nahin.

“Desde el punto de vista cardíaco, ya tiene la herida cerrada. Obviamente los primeros 30 días le vamos a pedir que no haga deportes y se cuide un poco, pero el corazón ya no tiene ningún tipo de lesión. Lo único que tiene que hacer es cuidar el hueso para que se consolide la fractura que nosotros hicimos en la intervención”, explicó.

Jonathan contó que hasta llegar al quirófano nunca perdió el conocimiento a pesar de que sintió “un gran ardor que cada vez se enterraba más”.

“Me acuerdo de todo. Los médicos me dijeron que mi situación era muy grave, que estaba muy complicada la cosa, pero que iban a hacer todo lo posible. Gracias a ellos estoy vivo”, dijo.

El fatídico clavo fue disparado por una pistola neumática que era manipulada por un compañero de trabajo de Jonathan.

“Fue un descuido, un accidente laboral. Cuando me vino a ver con su familia se pusieron a llorar porque me vieron todo lleno de tubos, pero yo ya me sentía muy bien. Le dije que no sintiera mal, que fue un accidente y no a propósito”, contó.

El padre de Jonathan, Gastón, no puede disimular su alegría y palmea el hombro de su hijo una y otra vez.

“Hemos tenido la suerte de caer en este hospital y de tener a los doctores que tenemos. Me encantaría que haya un hospital como este en todos los partidos y que el pueblo lo cuide porque es fantástico”, afirmó.

En ese sentido Nahin destacó que para resolver este tipo de casos “hace falta contar con un hospital de estas características”, el cual “enorgullece a todos los argentinos”.

“El Hospital El Cruce-Néstor Kirchner es un hospital de alta complejidad que trabaja en red y al que sólo ingresan pacientes por derivación. Acá no se operan hernias o vesículas y en la zona sur del conurbado, donde residen dos millones de personas que no tienen cobertura médica, hacía falta un centro de alta complejidad”, agregó.

En la operación, además de Nahin, participaron el médico Jorge Troncoso, el anestesiólogo Daniel Hermoso, y los instrumentadores Marcela Caruso y Daniel Moyano.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Designed by: Premium WordPress Themes. | Find the best Premium WordPress Themes, Checking and Free WordPress 4 Themes
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: