Puedes subscribirte al Boletín Semanal de Charlas de Seguridad desde aquí.

Salud ocupacional: el estrés laboral y la tensión emocional, pueden ser factores de riesgos cardiovasculares


El estrés laboral y la tensión emocional, tras la relajación y la liberación de tensiones durante las vacaciones, pueden ser, para muchos, factores de riesgos cardiovasculares, según ha avisado la Fundación Española del Corazón (FEC).

Y es que, el estrés emocional durante un largo periodo, combinado con factores de riesgo cardiovascular tradicionales, tales como la hipertensión, la diabetes o la obesidad, puede aumentar las posibilidades de padecer accidentes cardiovasculares, especialmente coronarios.

“Los factores estresantes de tipo psicológico como la ira, la ansiedad, trastornos emocionales, el estrés laboral, no sólo en tiempos de crisis como el actual, sino también dependiente de condiciones laborales con escasa motivación o alta exigencia, pueden actuar de forma aguda como factores precipitantes de eventos cardiovasculares, especialmente en personas con factores de riesgo clásicos o con enfermedad cardiaca conocida”, ha asegurado el tesorero de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), Agustín Pastor.

Asimismo, según el estudio ‘Job strain and risk of acute recurrent coronary heart disease events’, publicado en ‘JAMA’, el riesgo de infarto puede multiplicarse por seis en las 24 horas siguientes a un trabajo con una alta exigencia de fechas límite o niveles elevados de tensión laboral. No obstante, los trabajos con baja capacidad de estímulo pueden aumentar también el riesgo de episodios coronarios.

Positividad, Planificación y Actividad Física

Por estos motivos, la FEC ha recomendado, para evitar el estrés emocional y hacer que la vuelta al trabajo sea beneficiosa para el corazón, que se prioricen los aspectos positivos, exagerando los negativos, se mantenga el buen humor y, de esta forma, se eviten comportamientos o pensamientos negativos que puedan desencadenar en malas caras o tensiones.

“Es importante reforzar las conductas positivas de las personas de nuestro entorno, con aprobación, halagos, sonrisas o pequeños detalles, y corregir las conductas negativas de las personas que nos rodean, dándoles la información a tiempo y nuestra desaprobación, pero sin broncas, sin culpas, ni otros castigos”, ha afirmado Pastor.

Asimismo, la FEC ha aconsejado también organizar y gestionar el tiempo, realizar actividades que ayuden a desconectar del trabajo y fomenten la vida social y familiar, dormir ocho horas diarias, practicar 30 minutos de ejercicio físico tres o cuatro veces por semana, seguir una alimentación saludable y equilibrada, y fomentar la relajación.

“Practicar la relajación con asiduidad en los momentos en los que nos encontramos peor, dedicándonos algún tiempo a nosotros mismos, puede ayudar a prevenir consecuencias negativas. El yoga, la meditación, el estudio de la respiración, la relajación muscular o las clases específicas de reducción del estrés proporcionadas por profesionales basadas en técnicas de ‘mindfulness’, son técnicas que ayudan a combatir el estrés y sus efectos negativos sobre el sistema cardiovascular”, ha zanjado la experta.

Fuente

You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply

Powered by WordPress | Designed by: Premium WordPress Themes. | Find the best Premium WordPress Themes, Checking and Free WordPress 4 Themes
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: